google2fe1c6f792688070.html

Se acerca un momento importante para la mayoría de las personas, te guste la Navidad, el solsticio, el fin de año o ninguno, lo cierto es que son fechas que afectan a casi todo el mundo en el planeta. Yo, personalmente, soy fan del solsticio y llevo semanas preparándome y enfocándome en ello. He aprovechado este momento para ir cerrando cosas, por ejemplo, para seguir dando forma a mi proyecto personal y laboral. Uno de los proyectos es el que hoy quiero presentaros, que he preparado con mucho cariño e ilusión: Mi colección de portabebés para muñecos.

Los que me conocéis, sabéis que la artesanía y el porteo son dos de mis grandes y numerosas pasiones. Hace unos ocho años, comencé a coser portabebés para mis hijos, para que ellos también pudieran portear a sus bebés o peluches o gatos….  Y hoy me gustaría compartir dos cosas.

Mi nueva colección de portamuñecos. Por fin he decidido lanzarme!! Dejar mis dudas!! Soltar mis miedos!! Y compartir con vosotros, con mucho amor, esos portabebés con los que sueño que lleven l@s niñ@s mientras juegan.

Los portabebés están confeccionados de manera totalmente artesana con telas de alta calidad, piqué o algodón, y anillas de madera.

Los diseños son exclusivos e iré ampliando modelos, ya que están todos en mi cabeza, esperando el momento libre para salir y materializarse. Me encanta la idea de que pueda haber un portabebé al estilo de cada persona, porque cada uno de nosotros tenemos un gusto, un estilo diferente, así como tenemos en común el hecho de ser mamíferos sociales.

La otra cosa que me gustaría compartir, son todos los beneficios que derivan de usar un portabebé como juguete.

Portamuñeco para pintarlo
  • Juego simbólico. Como todos hemos podido observar, l@s niñ@s no hacen lo que les decimos sino lo que ven que nosotros hacemos. Por esta razón, en casa, los portamuñecos se convirtieron pronto en una necesidad que cubrir. Nuestros pequeños se sienten seguros imitándonos. Esto forma parte del juego simbólico que es tan inportante en el desarrollo durante los primeros años de su vida
  • Juego no sexista. Supone una vía muy natural para trasmitir valores no sexistas, conoce de primera mano el placer de cuidar y la responsabilidad que ello conlleva.De esta forma rompemos con los estereotipos del cuidado y del cuidador y abrimos posibilidades de que cada uno elija el camino que le atraiga.
  • Practicidad. Nos evita la experiencia de tener que cargar con los juguetes cuando volvemos a casa ya cansados, yo he llegado a cogerles en brazos para regresar, mientras ellos seguían porteando a sus muñecos. 
  • Habilidad. También es sorprendente la gran habilidad que desarrollan en la colocación y anudado del portamuñeco, con lo que no tendrán que aprenderlo de adultos. Practican su motricidad fina mientras tanto y sensaciones como el hecho de tener su muñeco pegado al cuerpo en diferentes posiciones.
  • Otro modo de crianza. Algo muy importante para mí es que, si desde pequeños viven que otra forma de crianza es posible, de adultos repetirán ese patrón (o al menos serán libres de elegir conociendo varias opciones).
  • Juguete sostenible. Incluyendo un portabebé en los juguetes de l@s niñ@s de nuestro entorno, estamos restando plásticos frente a sumar materiales nobles como las telas naturales y la madera. Además de contribuir al trabajo de un artesano y educarles en el consumo responsable, si es que optamos por esta opción.
Portamuñeco de Piqué

Seguro que con mis pequeños revoloteando a mi alrededor, me dejo un montón de aspectos positivos que nombrar, pero lo que sí os puedo garantizar es que es una maravilla la experiencia que tengo y he tenido en casa sobre porteo, portamuñecos, portamascotas y niños. 

Así que os animo a conocer de primera mano mis portamuñecos y estaré encantada de escuchar vuestros comentarios a fin de enriquecer mi experiencia y poder seguir mejorando.

También podréis seguir estos modelos y otros nuevos en mis redes sociales.