La etapa de la Crianza puede ser mágica y maravillosa o bien puede convertirse en un camino de piedras. La gran mayoría desconocemos profundamente el terreno, una vez ya no hemos metido en él. Por ello es, sin duda, una oportunidad incomparable para conocer y conocerte, descubrir y descubrirte.

Mis pasos en la Crianza han sido siempre hacia lo desconocido, no he dado un sólo paso que hubiera pensado hacerlo así y que me haya resultado bien. En todo momento he necesitado ir escuchando para buscar nuestra solución, con el colecho, con la lactancia, con la incorporación de la alimentación,…. Hasta ahí, yo solita era capaz de hallar las respuestas e incorporarlas a nuestra vida, pero hubo un momento en nuestras vidas en el que se produjeron varios cambios a la vez y la situación se nos fue de las manos. Las rabietas inundaron nuestra casa y las expresiones emocionales desagradables nos resultaban imposibles de gestionar. Pensábamos que habíamos roto todas nuestras estructuras, nos habíamos adaptado, pero aún así no funcionaba…. En algunos momentos resultaba desesperante… Fue entonces cuando, de la mano de esta crisis, llegaron a nuestras vidas nombres como Yvonne Laborda, Laura Gutman, Alice Miller, Marshall Rosenberg,…. ¡Cuánto lloré por no haberlos conocido antes! ¡Cómo me gustaría que todo el mundo tuviera la oportunidad de saber que existen otras miradas para , al menos, poder elegir!! Cuando no entendemos qué es lo que está ocurriendo, necesitamos aprender a mirarlo de otra forma para verlo de otra manera y, entonces, atenderlo con otras soluciones.

A partir de ese momento, comencé a trabajar en mi Biografía Emocional Humana en sesiones personales con Yvonne Laborda y en su formación on line “Crianza Consciente y Educación Emocional”, un camino que aún no ha terminado y supongo que nunca lo hará. Durante todo este tiempo me acompañan lecturas sobre crianza, Comunicación no Violenta y desarrollo personal. Aquel punto de inflexión en mi vida me sirvió para dar un paso más hacia adelante y tomar más conciencia sobre el camino de la Crianza. Los niños han venido porque así lo hemos elegido y necesitan lo mejor de nosotros para poder desarrollar su potencial. Cuando se quejan, cuando las cosas no van como habíamos planeado, es necesario observar de otra forma para entender cuál es el mensaje y qué es lo que verdaderamente nos están diciendo.

Durante los últimos siete años de mi vida, he estado plenamente dedicada a conocer y comprender a las personas, principalmente a los niños y a mí misma. He aprendido a estar y a observar, a buscar soluciones a cada necesidad y a mirar de otra forma. Es un regalo enorme poder entender qué es lo que le sucede a tu hijo y buscar una solución juntos, poder mantener una relación emocionalmente sana y acompañarle incondicionalmente en el camino de su desarrollo como persona.

Por todo ello, porque me apasionan las personas, porque apuesto por las relaciones sanas, porque nos merecemos una relación amorosa con nuestros hijos y ellos con sus padres y porque esto me ha cambiado la vida y quiero compartirlo, si necesitas ayuda en tu crianza, si te sientes perdida, desbordada, si no entiendes qué es lo que le pasa a tu hijo, si sufre en el colegio y necesitas ayuda, si estás pensando hacer homeschooling y te invaden los miedos, estaré encantada de escucharte, acompañarte y ayudarte para que podáis volver a sentiros más unidos. Estoy dispuesta a poner toda mi experiencia a tu servicio y que tú también puedas ir transformando tu crianza.